sábado, 8 de agosto de 2009

Atomizados



"Divide y vencerás"; este antiguo adagio demuestra el porqué esa creencia de que los "libros viejos son buenos", es una hipérbole. Sólo los buenos libros llegan a viejos, y trascienden los dichos que se han probado ciertos.
En tiempos, los hombres se fundieron en una masa capaz de arrasar la historia con su catarsis de hartazgo. La tecnología y la comunicación– curiosamente – consiguieron convertir esa masa en un atomizado ente reacio a los cambios, bajo un sopor de artilugios y sensación de libertad que no soporta mucho análisis. Los hombres alineados, alejados unos de otros, echan las monedas para que funcione la máquina de los lobbys y los regímenes; pero sin la posibilidad, en su ostracismo, de decidir qué es lo que hará la máquina.
Hemos delegado nuestras aspiraciones en la benevolencia de los poderosos. La palabra: "Compañero", se transformó en un formalismo sindical; pero nadie quiere ser parte del club, aunque sonría y salude en el ascensor; al llegar a su habitáculo-madriguera, denigrará y despotricará a gusto antes de inyectarse un DVD.
Cada tanto, un brote de indignación le agita especialmente, cuando la apariencia de justicia se resquebraja, ante la mascarada de jueces que juzgan a un amigo y "políticos" de guante blanco; pero pronto lo olvidará el HOMO ISOLATUS, cuando a la historia regrese lo verdaderamente importante: La Liga.

21 comentarios:

la jardinera dijo...

Será que estoy espesa. Será... Pero sólo he entendido lo de la liga, jolines!

Un placer ver tu reaparición. Lo de anacoreta lo estás llevando al máximo de su significado.

¿Todo bien?

A ver cuando nos tiramos una horita al teléfono con un café entre manos.

Mientras, te mando besos,

PD: ¿Te acuerdas de una tal India? Ha regresado.
:)

mangeles dijo...

Tiene razón amigo Santo Santón. Ayer, mientras cogía un autobús, ví a un hombre joven, de color negro, sentado en el suelo, agarrado a una bolsa, y que un vaso de plástico en la mano lo alargaba a la gente, mientras su cuerpo se tambaleaba con un gesto extraño....me dió la sensación de que estaba borracho...pero no fuí capaz de acercarme y preguntarle si precisaba algo.

Compañeros del alma, compañeros.

El hijo de la abogada y diputada Francisca Sauquillo, murió, hace ya muchos años, tirado en el suelo en el metro, sin que nadie le socorriera porque era muy delgado, tenía aspecto de drogadicto...

En fin...somos ...o realmente, y realidad...no somos.


He leido un comentario suyo, en un blog que solía visitar, con referencias a Arturo We de Beltroch Brech (se escribe así), y me ha parecido un comentario brillante.


Muchos besos Santo Santón.

mangeles dijo...

Por cierto, con permiso de Vd. mi monseñor Santo Santón, venia a ver si por aquí anda el Luzbel...que he encontrado una taberna, recomendada por el Dédalus, para que haga de las suyas....que ni le cuento...LA TABERNA DE EL TATO (Er Tato)...

¡¡DEMONIO NO SE LO PIERDA¡¡...FIAN Y TODO

Otro beso

nacho dijo...

Yo también soy optimista.

ybris dijo...

Pues sí, amigo.
A veces nos queda sólo la ironía para hacer frente a la impotencia y a la indignación.

Resistamos.

iliamehoy dijo...

Vaya...llevaba todo el día con esa especie de naúsea previa al desastre.. y llego a su casa. leo varias veces, me detengo en una frase que no capto, asiento mientras sigo, me atraganto en plena inyección de un DVD... para llegar al final y enterarme que la Liga había terminado...
Será que llevo todo el verano viendo reposiciones de telediarios???...porque no tuve esa sensación..
cuidese, anacoreta
una sonrisa, por si fuera menester.

tequila dijo...

Estimado compañero:
Lo curioso es que aún actuando como átomos somos incapaces de salir del intrincado molecular que es el sistema por el que se rigen las sociedades.
Vivimos un individualismo trágico-cómico que no va más allá de la inyección y el chismorreo tras la puerta de la “república Independiente de nuestra casa”. No es que carezcamos de una conciencia grupal (faltaría más) , más bien somos el resultado de una lactancia continua de miedos y represiones que nos ha llevado a una disconformidad apocalíptica ante la cual sólo lenguas y entrañas se revuelven (en el mejor de los casos).
No creo que la tecnología tenga culpa de nuestro pasotismo, sino el uso que nos enseñaron a hacer de ella. Educación, manipulación… no sigo que parece un caso de Expediente X: “La verdad está ahí fuera”.

Besos Camarrraaada Abad.

Trenzas dijo...

Si lo piensa bien, y tal como está el patio, inyectarse un DVD, parece de lo más inofensivo, mientras se espera a que llegue lo importante, que es, como bien señala, la Liga.
Y es que nada mueve tanto como ponerse a gritar en algún lugar autorizado, dónde no existe peligro de que nuestras protestas, por la injusticia o por la falta de decencia, nos lleven a tener que arriesgarnos.
Total, en 90 minutos estamos fuera del campo...
Me alegra mucho leerle, a pesar de que el tema no dé para muchas alegrías. O precisamente por eso :)
Un abrazo bien fuerte, querido amigo.

El Diablo Des. dijo...

He de confesar que mi inteligencia (o falta de ella) no es suficiente para comprender esta publicación. He quedado conscientemente perdido.

cristal00k dijo...

Sí, parece que nada nos va sacar de nuestros ostracismos. Como no sea el fútbol...

Aunque si sociológicamente fucionaramos como la "Falla de San Andrés" un día de estos se nos cae el mundo encima. Al tiempo!

Mientras tanto nos seguiremos envenando el DVD de turno, y políticos y medios,(lo peor) seguirán haciendo el Agosto a cuenta nuestra. Y algun@s ya, de purito callo, ni nos indignamos.

¿Paqué?

Asi pues, de follar = Justicia, ni hablamos no?

Magnífico texto Antón. Como dicen sus acólitos PLIÑÑÑ y apúntese un 20.

Un paseante dijo...

Para eso está la Liga, la ACB, los toros, las películas porno, los marujeos de la tele..,: pan y circo. Mientras nos dopamos con alguna de esas cosas, no chillamos, no protestamos.
El Sistema siempre fue más listo que nosotros.

Un paseante dijo...

Gracias por su paseo, mr. Abad. En cuanto al arroz y la sal, los zurrones los llevan Robin y Alí: yo voy pelado.

Antígona dijo...

Muy bueno, señor Abad, esta vez lo ha bordado.

Pero es que es más fácil lanzarse a la lucha social e incluso arriesgar en ella la propia vida cuando tras doce horas de trabajo sólo recibes un saco de patatas.

Hoy por hoy, uno puede trabajar igualmente un montón de horas por un salario de mierda. Pero tendrá su televisión esperándole en la casa propia o en la de sus padres -si el salario aún no le ha permitido independizarse- ropita mona a 12 euros en Zara -¡una ganga!- y viajes a Cancún tirados de precio para evadirse durante las vacaciones pagadas. Y por supuesto, la Liga. ¿Qué más se puede pedir?

Obviamente se puede pedir mucho más. Pero ¿para qué, cómo, cuándo, dónde? Este mundo se ha vuelto extremadamente complicado. Y como impera esa falsa sensación de libertad a la que aludes -¡fíjate la cantidad de películas que tienes para elegir en la FNAC por muy poquitos euros!- supongo que el pensamiento generalizado dicta: "que me quede como estoy".

A todo esto yo lo llamo alienación. Mucho más efectiva gracias a la tecnología y, paradójicamente, también a la comunicación.

Un beso admirado

mangeles dijo...

Santo Santón, ya sé que en esta época, con todas las muxaxas, con las carnes frescas al aire, pues, anda vd. especialmente motivado para la penitencia, el ayuno, y la oración...pero ...un post nuevo, seguro que le ayudaría a alejar la tentación.


Besotes, grandotes...

Nancy dijo...

Iba a escribir "amén"... pero me dio un escalofrío paralizador. Mejor solo te dejo un apapacho

cristal00k dijo...

Este... ???? :)

Oyana dijo...

Cuanto tiempo sin verte, anacoreta...

Qué haría el mundo sin el futbol...Se ha convertido en un sustituto de la patria (o algo así). Si no, no tiene explicación el lugar que ocupa.
Un beso, guapísimo

tequila dijo...

Oiga HOMO ISOLATUS:
ya sé que empezó La Liga pero... y compartirse un poco?

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Tu post me encanta, y el comentario de Antígona hace la suma perfecta.
Vengo tarde, estuve out.. pero vengo. Y veo que hace mucho que no escribes, y que no se nada de ti.. y que espero estés bien, que no perfecto, no pidamos tanto... y que tu huerta te de alegrías, y sobre todo, que la vida no te trate mal... que es lo único que te deseo, bienbienbien, somajo.
Y la liga... QUELADEN¡
Odio cualquier deporte televisado, pero bueno, yo es que la tv la tengo siempre apagada, independientemente, odio la ptaliga.
Y bueno, supngo que a muchos les llena la vida.
Me alegro de otros tantos no.
Un beso fuerte,

Logan y Lory dijo...

Suscribimos la afirmación..."lo importante es la Liga"

Un abrazo.

Luisa Arellano dijo...

Antón Abad, le echo de menos. Anímese que sólo nos queda la palabra... no vaya a ser que si nos descuidamos hasta eso nos quiten.

Le mando un abrazo, a donde quiera que esté.