viernes, 29 de enero de 2010

Prometo

Leí la noticia con un cierto estupor: ¡El Banco X había ganado un 16% menos...! ¿Menos que cuando?; ¿menos que cuando yo trabajaba y tenía una casa; pagaba las facturas y la pensión de mi hija?. Claro, es normal que los bancos ganen menos, y por eso me extraña que sea noticia. Los bancos son como las religiones exóticas; viven de los paganos, o sea de nosotros, los Paganinis de toda la soberbia usurera. Ellos dan por sentado que siempre ganarán, cada año más, por eso comparan sus resultados actuales con los más floridos del pasado reciente, y a la hora de afrontar los tiempos de vacas con cintura de avispa, como no se atreven a darle crédito a la panda de desgraciados que han generado, aumentan en un 7% la mordida por sus servicios a los que aún tiene ingresos; cobran comisiones por el dinero destinado a la catástrofe de Haití y ya no nos prometen siquiera una Magefesa por captar nuestro subsidio de desempleo.
El Estado, que acudió solícito al socorro de su socio principal, les deja hacer, porque cuando los bancos se recuperen de su funesta gestión y vuelvan a dar créditos, ambos trincarán de nuevo.
Cuando uno compra una casa no sabe que en realidad, lo que está haciendo, es comprar un aval, que podrá perder ante la menor contingencia contra estos dos poderosos adversarios; uno no puede llevarse su casa a ningún sitio, y el Estado y los bancos lo saben.
Pagaré mis créditos pendientes como siempre he hecho, y a continuación, cerraré mis cuentas, me negaré a pagar cualquier servicio a través de una entidad bancaria y volveré al colchón como caja de caudales.
Están necesitando un escarmiento, y por simbólico que sea, estoy dispuesto a dárselo.

13 comentarios:

tequila dijo...

PLIÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑ a su crítica y acertada vuelta.
No imagina la alegría que me da encontrar nuevamente sus palabras en esta casa...
Volveré a leerlo (ya sin alegres taquicardias) y con su permiso comentaré, pausada, pues el tema "me llega".

Mil besos respetuosos y achuchón de "onde aséstao"

ybris dijo...

Aunque sea con tan amarga queja como acertada visión, me alegra enormemente verte por aquí tras un trimestre de silencio.
Así son las cosas. Estamos atados de pies y manos al chantaje de las entidades financieras y de los grandes grupos económicos que se adueñan de la debilidad de las Administraciones y amenazan -no en vano, según se ve bien a las claras- con la ruina a todos si ellos no ganan lo que estiman necesario.
Lo malo es que no hay modo humano de volver a guardar el dinero en un calcetín porque los bancos han conseguido que sea imprescindible tener una cuenta para determinados pagos.
Para ellos una enorme pedorreta y para ti un inmenso y solidario abrazo.

mangeles dijo...

Ohhh que bien....CUANTO ME ALEGRO DE VOLVER A LEERLE SANTO SANTON. Felicidades por su santo de la semana pasada San Antón Abad....

Y ya me gustaría a mí poder hacer lo de cerrar las cuentas...

¿sabe Sr. Abad, que para cobrar la pensión de jubilación es imprescindible dar una cuenta corriente, que el INSS y la TGSS no pagan por ventanilla, ni por cheque?...

Besotes de alegria y bienvenida de nuevo.

la jardinera dijo...

Un placer verte por aquí. Espero que los aires levantinos te estén mimando todo lo que tú te mereces.

Sobre lo del colchón, me has recordado a mi madre que siempre guardó el dinero bajo las sábanas, y yo, para lo que tengo, lo podría tener bajo el colchón, lo que pasa es que me lo gastaría más rápido.

Eso sí. Pienso que los bancos son unos caraduras impresionantes que juegan con nuestro dinero, sobretodo, cuando menos tenemos.

Besitos alegrándose de llegar a ti,

Logan y Lory dijo...

Fariseos, sicarios!!!!!... Eso les llamó el primer socialista de la historia, aunque luego su filosofía haya sido corrompida por los mismos sicarios de la iglesia.

El dinero es el poder y el poder absoluto que lo controla todo, los banqueros... los verdugos de ese poder.

Un abrazo y contentos de volver a leerte.

iliamehoy dijo...

Vivimos de prestado, pidiendo perdón, y de vez en cuando una pataleta, que acabamos pagando más cara.
Una sonrisa, libre de impuestos, espero.

Luisa Arellano dijo...

El truco consiste en hacer creer al personal que vive “de puta madre” a base de prestarle su propio dinero para que tenga una vivienda habitual, un apartamentito en alguna parte, el coche último modelo para papá y para el niño que acaba de sacarse el carnet (para la mamá el utilitario viejito) para el bodorrio de los hijos, la comunión o el bautizó más rumboso de toda la barriada, para cambiar la Tv por una de plasma tridimensional son sonido tontorround, los muebles y la cocina como las de Tita Cervera, vacaciones al extranjero y puentes nacionales… y luego cuando nos creemos los reyes del mambo, cerrarnos el grifo de golpe para que nos muramos de purita sed con caras de gilipollas y, eso sí, buscando como descosidos a los culpables de tamaño desastre… que curiosamente buscaremos entre los más débiles.. Será cualquiera, menos nosotros o los bancos.

Es curioso como nos han sometido y como ahora es imposible desprendernos de ellos, porque es verdad, ni tan siquiera podemos guardar la miseria de dinero que tenemos, en el calcetín, bajo la baldosa o en el colchón, como hacían nuestros abuelos antes de que estos vampiros legales viniesen a desangrarnos.

Son nuestros dueños, los Estados bailan al son que ellos tocan, (sobre todo los de izquierda…aynnnnssssssss!) y lo peor de todo es que no hay manera de que se bajen de nuestra chepa. Yo hasta hace poco, cuando me acobardaba, pensaba en huir a los pueblos pequeñitos o al campo, pero de un tiempo a esta parte me estoy cuestionando seriamente la manera de escapar de los “privilegios” que me ofrece la civilización avanzada y te juro Antón, que no encuentro ningún lugar en el mundo donde no lleguen los tentáculos de la bestia.

Y a todo esto… que me alegra tu vuelta, que te echaba de menos porque una también anda dando bandazos sin encontrar la forma ni el acomodo y asomando por los internetes a duras, muy duras penas.

Besos y abrazos de rebienvenida.

mangeles dijo...

¿Estará Luzbel viendo Avatar?..que raro que no haya aparecido por aquí...en fin...besines.

Antonio H. Martín dijo...

Bienvenido, Antón.

A los bancos que les den. ¡Viva el colchón! ¡y el calcetín debajo de la loseta!
Un banco sólo es una entidad que vive del engaño, que se dedica a pintarte las cosas de color de rosa, para que creas que disfrutas de una "ayuda", y luego resulta ser un auténtico vampiro.
En fin, ya todo está dicho...

Un abrazo.

mangeles dijo...

Tomaaaa pliñññññññññññ LUZBEL..mi amiguete ....besitos de infierno....

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Cuenta conmigo¡ Sí, yo también hago cuentas que no me cuadran, pago religiosamente todas mis facturas, alquiler, etc, y el banco sigue cobrando la puta comisión de nosequé, la puta tarjeta denosecuantos... todo el día allí reclamando... pero... ESTOY CONTIGO, HERMANO¡¡¡¡¡¡ Voy a meterlo debajo del colchón, no ocupará mucho, y lo peor que me puede pasar es que un hombre se lo lleve, pero bueno, no será el puto banco... y lo de que un hombre se lo lleve... creo que tampoco, esta amiga que ud tiene, aprendió un poco, que no todo.
Como me alegro de verle por aquí, ya sabía yo que si volvía, era porque algo le sacaba de sus casillas, y et voilá, el puto banco, el estadoputo... los dos compañeros íntimos de toda la vida, el uno sin el otro no es nada.
Que se cuide mucho, le echo MUCHO DE MENOS, y que pronto podamos vernos, no se como, pero tendrá que ser, planeando plantarnos en su casa algunas locas y darle un poco de alegría al huerto...
BSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

nacho dijo...

Es sólo la punta del iceberg.

tequila dijo...

No acabo de entender qué necesita la gente de nuestro país para movilizarse: que aumentan los años de jubilación?, ni pio, que se paga a bancos y cajas con dinero público siendo entidades privadas, encubriéndolo como ayudas para dar créditos que luego no se dan? Chitón, que aumenta el número de parados de manera alarmante? A callar, se incrementan el precio de los servicios básicos y hay congelación salarial( si eres afortunado y tienes salario)? No pasa na´…
Ciertamente sus actos serán simbólicos para usted e inapreciables para las entidades bancarias. Los que tienen mucho mantendrán su dinero porque les produce beneficios y el resto no cuenta… La unión hace la fuerza. Quizá sea cuestión de tener redaños, de mirar más allá de nuestro propio ombligo, de inteligencia, de ganas o; tal vez; de dignidad: lo único que no te pueden quitar si tú no quieres.
Sigo sus pasos …
Por cierto espero que guarde billetes en su colchón, no imagina los dolores de espalda que producen las monedas…
Besos